AL CULTIVAR UN JARDÍN ESTÁS CULTIVANDO TU SALUD

La jardinería es el arte del cultivo y la decoración de los jardines. Consiste en cultivar, tanto en un espacio abierto como cerrado, flores, árboles, hortalizas, o verduras, ya sea por estética, por gusto o para la alimentación, y en cuya consecución el objetivo económico es algo secundario.

Es una tarea que si bien no es fácil, es muy divertida, relajante y de algún modo hasta rejuvenecedora. Produce una sensación de bienestar y es muy gratificante cuando se hace de forma adecuada.

PRACTICAR LA JARDINERÍA

La práctica de la jardinería es una actividad muy divertida, gratificante y emotiva. Se trata del cultivo y el cuidado de los otros seres vivos como lo son las plantas.

No solo se trata de la decoración y el embellecimiento de tu hogar (lo que nos ayuda a sentirnos mejor y renueva el sentimiento de pertenencia hacia nuestra casa), sino que implica un proceso de crecimiento a distintos niveles, tiene mucho de emotivo y de espiritual.

También existe la posibilidad de cultivar nuestros propios alimentos e incluso ahorrar algo de dinero, convirtiendo el patio trasero en nuestro mercado.

Por último, en muchas culturas y en varias terapias se cree que las plantas son una fuente de energía. Así es que uno puede hasta establecer cierta conexión energética con ellas, sentir cariño por ellas y beneficiarse mutuamente.

Por ejemplo, hay quienes al regar sus plantas suelen cantarles, hablarles o susurrarles palabras de aliento y sostienen que esto ayuda en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Puede que tí no lo hagas, pero hay muchas personas que le hablan a las plantas.

Estas personas afirman que semejante actividad tiene propiedades curativas y terapéuticas que hace que las plantas crezcan más rápido y con más energía.

BENEFICIOS DE PRACTICAR LA JARDINERÍA

El suelo actúa como un antidepresivo

El suelo del jardín tiene efectos similares en el cerebro que los antidepresivos por lo que estar en contacto con la tierra te ayudará a tener un mejor estado de ánimo. Existe un estudio que se realizó en la Universidad de Bristol donde con los colegas de la Universidad de College de Londres, se examinó la forma en la que los ratones estaban expuestos a bacterias “amistosas” que normalmente se encuentran en el suelo, y pudieron comprobar cómo alteraban su comportamiento de una manera similar a la que se produce con la toma de un antidepresivo.

Esto nos ayuda a entender como somos seres creados por la naturaleza. Nuestro cuerpo cuando está en contacto con la naturaleza se comunica con el cerebro y proporciona mayor salud física y también mental. Todo el mundo debería pasar un rato a la semana para trabajar en la jardinería o al menos pudiendo jugar con la tierra como hacen los niños. ¡Ellos son auténticos maestros!

La jardinería es una actividad física

Algunas de las actividades que implican trabajar en un jardín, como cavar pozos en la tierra, cargar distintos objetos y estar en constante movimiento requiere de nuestra parte un esfuerzo físico que nos ayudará a mantenernos en forma y evitar pesos poco saludables.

Las mujeres que practican la jardinería adecuadamente presentan casos de osteoporosis y otros problemas en los huesos en menor cantidad que nadadores, corredores y mujeres que hacen ejercicios aeróbicos.

Esforzarse en mantener la belleza del jardín también es bueno para aquellos que sufren de diabetes. Los doctores recomiendan al menos 150 minutos de actividad física a la semana por lo cual aquellas personas que sufren de diabetes y desarrollan la jardinería logran controlar mejor la enfermedad que aquellos que no lo hacen.

Tranquilidad y la relajación

Trabajar con las plantas, hierbas y flores del jardín permite respirar aire fresco y estar en contacto directo con la naturaleza. Además brinda un espacio perfecto para la meditación. Por ello también la jardinería demuestra ser muy buena como tratamiento complementario en casos de demencia y problemas de ansiedad.

Personas con problemas del sueño también encuentran en esta actividad una buena alternativa. Tanto por el cansancio que produce el esfuerzo físico como por la calma y la paz interior que transmite estar en este contacto con la naturaleza.

Del mismo modo también funciona contra la depresión. Un jardín colorido y con mucha vida transmite cierta felicidad y regocijo. Sobre todo cuando la persona es consiente del resultado de su trabajo al cultivar flores y los frutos de su cosecha

No Comments

Post A Comment

¡Quiero conocer más Prados de Paraíso!

Déjanos tus datos y un asesor se comunicará contigo.